Oxigenoterapia

 

Las enfermedades respiratorias, como la fibrosis pulmonar, pueden afectar al paso del oxígeno de los pulmones a la sangre. Esto quiere decir que el nivel de oxígeno en la sangre podría descender y los órganos, tejidos y células del cuerpo podrían no tener la cantidad de oxígeno que necesitan, lo que puede dar lugar a que te sientas cansado y menos activo.1-3

Tu equipo médico podría recomendarte más oxígeno para ayudarte a respirar con más facilidad. La oxigenoterapia mantiene el nivel de oxígeno en la sangre en un nivel determinado, lo que reduce la sensación de falta de aire. Por lo tanto, puede ayudar a las personas que tienen fibrosis pulmonar a estar más activas durante el día.

Solo tu equipo médico puede orientarte sobre cuándo necesitas el oxígeno y qué tipo de administración de oxígeno debes usar.

 

Sugerencia


Tu equipo médico siempre debe ser tu contacto a la hora de hablar sobre la oxigenoterapia. Si crees que necesitas oxígeno o una dosis más alta de oxígeno, habla con tu equipo médico, con el que podrás tratar las opciones que tienes a tu disposición.

 

Prepararse para la oxigenoterapia

La oxigenoterapia cambiará el modo en que enfocas el día a día. Moverte por casa y salir pueden suponer algo más que un reto.2 Sin embargo, con consejos y preparación, esta actividad puede ser más sencilla.

Al principio, puede que necesites oxígeno para realizar actividades físicas, como hacer las labores de jardinería o dar un paseo. Sin embargo, a medida que la enfermedad progresa, puede que necesites oxigenoterapia a lo largo del día, incluso si estás descansando.

Puesto que el oxígeno está considerado como un medicamento, te lo debe recetar un médico. En la prescripción podrás ver los detalles sobre la cantidad y la frecuencia con la que necesitas el oxígeno.

Tu neumólogo, como parte del equipo médico, también decidirá qué tipo de oxígeno y sistema de administración es mejor para ti.

 

Tipos de administración de oxígeno
 


Cánula nasal

Pequeños tubos de plástico, o cánulas, que se colocan en las fosas nasales.


Máscara facial

Se coloca en la nariz y la boca y se sujeta alrededor de la cabeza.

 

Almacenamiento y transporte del oxígeno
 


Concentrador de oxígeno

Una pequeña máquina que proporciona solo el oxígeno justo, eliminando el resto de gases del aire.


Gas comprimido

Se coloca la máscara en la nariz y la boca y se sujeta alrededor de la cabeza.


Oxígeno líquido

Oxígeno que se puede utilizar en pequeñas bombonas que se pueden rellenar con grandes recipientes que se envían a casa.

 

La opción más apropiada para ti dependerá de varios factores, incluida la cantidad de oxígeno que necesitas, cuándo lo necesitas, el lugar en que resides y si dispones de acceso a electricidad.3

Aunque puede que con el paso del tiempo se te recete más cantidad de oxígeno y debas utilizarlo durante más horas al día, esto no quiere decir que debas limitar tu vida diaria. A menudo, los pacientes descubren que, cuando se incorpora el oxígeno al tratamiento, este les ayuda a estar más activos.5

 


“Durante mucho tiempo tuve problemas en la nariz (de oxigenación). Era consciente de ello y evitaba ir a la ciudad, pero ya no me afecta. Es cuestión de orgullo. Ahora, con el oxígeno, me siento mejor y no quiero salir sin él”.

– Paciente con fibrosis pulmonar, Alemania

 


Oxígeno en casa

El oxígeno se almacena en recipientes presurizados, por lo que hay ciertas medidas de seguridad que necesitas tomar a la hora de utilizar oxígeno en casa. Intenta seguir estos consejos al utilizar el oxígeno para evitar daños.

 

Hay cuatro aspectos clave que debes tener en cuenta al utilizar el oxígeno en casa
 


Detectores de humo

Instala detectores de humo en todas las habitaciones.


Extintores

Guarda los extintores en un sitio accesible.


Bombona de oxígeno

Guarda la bombona de oxígeno en un lugar limpio y seco, al menos a 2 metros de distancia de cualquier foco de calor, electricidad o fuego.


Fumar

No se debe fumar cerca de una bombona de oxígeno.

 

A continuación, encontrarás varios consejos y sugerencias para utilizar distintos tipos de oxigenoterapia. Aunque esta lista podría resultar agobiante al principio, utilizar un sistema de oxígeno de forma adecuada y segura es muy importante para evitar daños y beneficiarse por completo de la oxigenoterapia.

Tómate el tiempo necesario para comprender esta información. No todo te resultará importante, pero te proporcionará consejos útiles sobre cómo utilizar el sistema de oxígeno de forma segura y correcta.

 

Lo más importante que debes tener en cuenta es que se deben seguir siempre las instrucciones y directrices que se proporcionan con el oxígeno, así como cumplir con las leyes y regulaciones locales.

A continuación, se indican más precauciones a tener en cuenta:

  • Cuelga una señal de “Prohibido fumar” en la habitación en la que esté tu bombona de oxígeno.
  • Comunica al servicio de bomberos local que tienes oxígeno en casa.
  • Asegúrate de que cuentas con detectores de humo que funcionan justo fuera de la habitación en la que utilizas el oxígeno.
  • Ten siempre un extintor de humo cerca de la bombona de oxígeno y asegúrate que tú o tu cuidador sabéis cómo utilizarlo.
  • Guarda tu sistema de oxígeno en una zona con buena ventilación, como una habitación abierta, en lugar de en un armario o despensa.
  • Recuerda apagar siempre tu oxígeno cuando no lo utilices para evitar fugas dentro de una habitación o espacio cerrado. Si el oxígeno está encendido, no pongas la cánula o la máscara en la cama o la silla, ni siquiera durante unos minutos.
  • Utiliza ropa de cama y sábanas 100% de algodón, ya que son menos propensas a provocar chispas de electricidad estática.
  • Intenta dejar al menos 3 metros de distancia entre la bombona y llamas abiertas como chimeneas, calentadores de gas o estufas y velas, entre otros.
  • Presta especial atención a los indicadores del equipo de oxígeno para garantizar que no se agota. Si se agota, comunícaselo a tu proveedor de oxígeno para que te pueda enviar recambios.
  • Anota las preguntas que puedas tener sobre el sistema de administración de oxígeno. Pégalas a la bombona de oxígeno o en un lugar donde puedas verlas. Asegúrate de preguntar a tu equipo médico o a la persona encargada de enviarte el oxígeno cualquier duda que puedas tener la próxima vez que lo veas.
  • No cambies el flujo de oxígeno recetado por tu equipo médico: es importante recibir la cantidad de oxígeno adecuada para tus síntomas.
  • No fumes mientras utilizas oxígeno.
  • Evita determinados productos y dispositivos mientras utilizas oxígeno, por ejemplo:
    • Lubricantes con base de petróleo, como vaselina, en labios agrietados o fosas nasales.
    • Aparatos eléctricos, como secadores de pelo, planchas rizadoras, almohadillas térmicas y afeitadoras eléctricas.
    • Líquidos inflamables, como limpiadores, disolventes y aerosoles (como laca o desodorante).
    • Desinfectantes de manos a base de alcohol.
    • Productos con base de aceite, crema de manos con base aceitosa y vaselina.
  • No cortes nunca el tubo de oxígeno ni uses más de 15 metros de tubo.
  • No guardes el oxígeno en espacios cerrados, como en el maletero de un coche.

 

Sugerencia


Si no sabes qué tipo de oxigenoterapia te han recetado, pregunta a tu médico o equipo médico, quienes podrán explicarte el tipo de oxígeno que has estado recibiendo y por qué.


 

Medidas de precaución que debes tener en cuenta al usar bombona de oxígeno

Medidas de seguridad adicionales al usar un sistema de administración de bombona de oxígeno:6

  • Guarda la bombona en una posición erguida usando un carro o atado de forma que no se caiga.
  • Mantén la bombona en un lugar en el que no se le pueda dar golpes.
  • Supervisa los niveles de oxígeno y anticípate para garantizar que no se agota. Asegúrate de tener siempre bombonas de reserva disponibles.

 

Medidas de seguridad al utilizar oxígeno líquido6

Medidas de precaución adicionales que debes tener en cuenta al utilizar oxígeno líquido:

  • No tumbes la bombona ya que se podría producir una fuga de oxígeno líquido.
  • Mantén la bombona al menos a 1,5 metros de distancia de calefacciones, calentadores por gas o eléctricos, tuberías de vapor, calderas y radiadores.

 

Medidas de seguridad al utilizar concentradores de oxígeno6

Medidas de precaución adicionales que debes tener en cuenta al utilizar un concentrador de oxígeno:

  • No utilices nunca un cable alargador para enchufar el concentrador.
  • No cubras la unidad y asegúrate de que siempre está a 15 centímetros de distancia de la pared, las cortinas o cualquier otra cosa que pudiese bloquear el filtro o impedir la circulación del aire a su alrededor. Esto evitará que la unidad se sobrecaliente.
  • Considera adquirir un generador adicional en el caso de un corte eléctrico.

 

Viajar con oxigenoterapia

Si estás recibiendo oxigenoterapia y te gustaría viajar, es importante que lo planees con antelación.

En función de cómo vayas a viajar, tendrás que tomar ciertas medidas. Por ejemplo, puede que tengas que rellenar formularios, pagar cargos adicionales (p. ej., en viajes en avión) o realizar procedimientos especiales para el almacenamiento y transporte del equipo de oxígeno.3

Los siguientes pasos te ayudarán a prepararte para el viaje:3

  1. El primer paso siempre será hablar sobre tus planes con el equipo médico, así podréis debatir sobre tu estado físico para viajar.
  2. Tendrás que hablar con tu proveedor de viajes para garantizar que pueden admitir todos tus tratamientos, en concreto la oxigenoterapia suplementaria.
  3. Ponte en contacto con una aseguradora de viajes para asegurarte de que tienen una póliza de seguros en vigor que pueda cubrir todas las situaciones, como gastos médicos, cancelaciones y pérdidas de pertenencias o equipo personal.
  4. Descarga la lista de consejosa tener en cuenta para viajes en avión, tren y coche para ayudarte con la planificación del viaje.

 

Sugerencia


Muchas personas todavía pueden hacer muchos viajes, incluso si reciben oxigenoterapia. Si estás participando en un grupo de apoyo, pregunta al resto del grupo si han viajado mientras recibían oxigenoterapia, para compartir así consejos y sugerencias.

 

Altitud

Puede resultarte difícil respirar a alturas elevadas debido a los bajos niveles de oxígeno en el aire. Si vas a viajar a alturas elevadas, puedes necesitar oxígeno suplementario. Si ya estás recibiendo oxigenoterapia, puede que necesites aumentar el flujo de oxígeno.7

Dependiendo de la gravedad de tu enfermedad, el equipo médico puede realizarte pruebas previas al viaje para determinar si necesitarás oxigenoterapia en tu destino.7 Si tienes pensado viajar, asegúrate de informar a tu equipo médico, para que puedas asegurarte de que dispones de todos los tratamientos que necesitas y has tomado todas las precauciones pertinentes para proteger tu salud.

 

Volar con oxígeno suplementario

En un avión, la presión aérea es diferente a la que hay al nivel terrestre. Si necesitas oxigenoterapia en tierra, también necesitarás oxígeno durante el vuelo y puede que necesites aumentar el flujo mientras vuelas.8

Incluso si no estás recibiendo oxigenoterapia en la actualidad, sería buena idea que el equipo encargado de tu tratamiento te aconseje si necesitas oxígeno durante el vuelo. Si el equipo encargado de tu tratamiento te recomienda que utilices oxígeno durante el vuelo, hay algunas tareas que tienes que realizar antes de este. Por ejemplo, tendrás que ponerte en contacto con la aerolínea y rellenar los formularios para garantizar que estás preparado para viajar. Además, tendrás que comprobar los requisitos de la aerolínea para poder recibir oxígeno durante el vuelo. Debes hablar con tu aseguradora sobre el oxígeno durante el viaje, ya que puede ser necesario un seguro adicional.3

Cada aerolínea tiene sus propias políticas y normas específicas en cuanto al suministro de oxígeno durante el vuelo. La Fundación Europea del Pulmón (EuropeanLungFoundation) ha redactado un “Listado de aerolíneas” bien organizado que muestra las principales aerolíneas y sus políticas sobre el oxígeno, así como información de contacto.

Para obtener una guía completa sobre volar con oxigenoterapia, descarga esta lista de consejos a tener en cuenta para volar con oxígeno para mostrársela a tu equipo médico.

 

Pruebas de aptitud para volar

Si tienes un problema médico subyacente, algunas aerolíneas te pedirán que proporciones un informe por parte del equipo médico que demuestre que eres “apto para volar”. Además de la información que aparece en tu historia clínica y tus planes de viaje compartidos, el equipo médico puede realizar una serie de pruebas diferentes antes de enviar una carta a la aerolínea.

Una prueba sencilla que puede que tengas que realizar es la “prueba de la marcha”. En esta prueba, se te pedirá que andes 50 metros o que subas un tramo de escaleras. Si no puedes completar la tarea por la falta de aire o por cualquier otro síntoma respiratorio, es probable que el equipo médico te recomiende el uso de oxígeno durante el vuelo.8

El equipo encargado de tu tratamiento puede realizar muchas otras pruebas para comprobar tu estado físico para viajar.

En la actualidad, es posible viajar incluso largas distancias con oxígeno extra, siempre que haya una buena planificación. Obtén más información sobre cómo viajar con fibrosis pulmonar y más información útil en nuestra sección Viajar con fibrosis pulmonar.

 

Sugerencia


Habla con el equipo encargado de tu tratamiento sobre las pruebas de la oxigenoterapia. Pueden aconsejarte sobre cuándo es necesario su uso y qué tipo de oxígeno deberías utilizar.

 

Puntos clave

  • La oxigenoterapia puede reducir la falta de aire para ayudarte a mantenerte más activo.
  • El oxígeno se almacena y utiliza de distintas formas, como con una mascarilla o con una cánula nasal.
  • Es posible que tengas que preparar tu hogar para recibir la oxigenoterapia y tomar otras medidas cuando viajes con oxígeno.

 

“Creo que es muy importante tratar de seguir viviendo tal y como lo hacías. Por lo tanto, si quieres viajar, viaja, pero háblalo con tu médico o con el personal de enfermería”.

– Dra. MarliesWijsenbeek, neumóloga, Países Bajos

 

Temas relacionados

Rehabilitación pulmonar

La rehabilitación pulmonar consiste en una serie de ejercicios que pueden ayudarte a mejorar la calidad de vida.

Trasplante pulmonar

El trasplante de pulmón puede ser una opción para aquellos pacientes que cumplan los criterios.

 

Referencias

  1. Plantier L, Cazes A, Dinh-Xuan AT, et al. Physiologyofthelung in idiopathicpulmonary fibrosis. Eur Respir Rev. 2018;27(147):170062.
  2. Swigris JJ, Stewart AL, Gould MK, Wilson SR. Patients' perspectives on how idiopathic pulmonary fibrosis affects the quality of their lives. Health Qual Life Outcomes. 2005;3:61.
  3. American Thoracic Society. Patient Education: Oxygen Therapy. Available at: https://www.thoracic.org/patients/patient-resources/resources/oxygen-therapy.pdf [Consultado en abril 2019].
  4. Raghu G, Collard HR, Egan JJ, et al. An official ATS/ERS/JRS/ALAT Clinical Practice Guideline: Treatment of Idiopathic Pulmonary Fibrosis. Am J Respir Crit Care Med. 2011;183(6):788–824.
  5. Egan JJ. Follow-up and nonpharmacological management of the idiopathic pulmonary fibrosis patient. Eur Respir Rev. 2011;20(120):114–117.
  6. COPD.net. The Do’s and Don’ts of Using Supplemental Oxygen at Home. Available at: https://copd.net/living/dos-donts-supplemental-oxygen/. [Consultadoenabril 2019].
  7. Luks AM. Do Lung Disease Patients Need Supplemental Oxygen at High Altitude? High Alt Med Biol. 2009;10(4):321–327.
  8. Shand D. The assessment of fitness to travel. Occup Med (Lond). 2000;50(8):566–571.

 

ILD.0335.092021