Ejercicio

El tratamiento solo con fármacos no será suficiente para controlar todos los retos psicológicos y físicos que conlleva la FPI. El ejercicio es una parte fundamental para mantener la salud física y mental y puede ayudarte a controlar la FPI y a mantenerte más activo. El ejercicio también puede mejorar tu calidad de vida1. Hay muchas formas para mantenerte activo, como andar, realizar ejercicios de fuerza y dedicar tiempo a tus aficiones.

 

Incluso los ejercicios más sencillos pueden marcar la diferencia

Si no estás acostumbrado a llevar un estilo de vida activo, la idea de realizar ejercicio de forma regular puede resultarte a veces abrumadora. No obstante, incluso los ejercicios más sencillos pueden marcar una gran diferencia en tu bienestar.

A veces, puede ser difícil empezar, pero cada pequeño esfuerzo ayuda. Prueba a realizar ejercicios sencillos y suaves e intenta realizarlos entre 15 y 30 minutos cada día, como:

Debes crear una rutina de ejercicios que se adapte a tus necesidades. La práctica de ejercicio regular te ayudará a sentirte más fuerte, lo que te servirá para llevar a cabo tus actividades cotidianas1.

Algunos de los beneficios que puedes obtener al hacer ejercicio son1:

Mejora de la fuerza, resistencia, agilidad y coordinación

Mejora de la forma física

Menor dificultad para respirar

Mejora de la movilidad y de la calidad de vida

Mejora de la salud mental

Sugerencia

Los beneficios del ejercicio solo durarán si sigues haciendo ejercicio de forma regular (p. ej., 2 o 3 veces a la semana). Intenta seguir haciendo ejercicio cuando puedas para mantener los beneficios que has adquirido.

Consejos sencillos para incorporar la práctica de ejercicio a tu vida cotidiana1,2

Los beneficios de practicar ejercicio ayudarán tanto a tu salud física como mental. Sin embargo, puede ser difícil saber por dónde empezar.

A continuación, se indican algunos consejos rápidos para ayudarte a empezar a hacer ejercicio:

  1. Habla con el equipo médico encargado de tu seguimiento antes de empezar con cualquier rutina de ejercicios exigente. Tu equipo médico podrá hablar contigo sobre el ejercicio más apropiado para ti.
  2. Incluye la práctica de ejercicio a tu vida diaria. Confía en tu cuerpo e intenta moverte más durante tus actividades diarias, como andar, limpiar o cuidar del jardín.
  3. No intentes hacer demasiado. Escoge primero un objetivo sencillo, como algo que requiera un poco más de esfuerzo, por ejemplo, subir un tramo de escaleras o ir a comprar a pie.
  4. Divide el objetivo de tu ejercicio en pequeñas fases. Si completas una de ellas, ya será una victoria, por lo que puede motivarte a lograr la siguiente.
  5. Lleva un diario de tus ejercicios y actividades para que puedas tener un registro personal del que hablar con tu equipo médico.
  6. Si no sabes por dónde empezar, habla con tu equipo médico. Podrán recomendarte opciones de ejercicios que puedes hacer solo o en grupo.

A muchas personas con FPI les ofrecerán un programa de rehabilitación pulmonar. Esto incluye una formación educativa sobre la FPI, así como ejercicios de apoyo que pueden realizarse en grupo. Para obtener más información, visita la sección de rehabilitación pulmonar.

Yoga para la FPI

El yoga puede ser un buen ejercicio para las personas con FPI. Aprende más sobre yoga para la FPI.

Puntos clave

  • El ejercicio puede proporcionarte beneficios tanto en tu salud física como mental.
  • Realizar ejercicio con FPI puede resultarte abrumador, pero puedes empezar lentamente con ejercicios suaves, como estiramientos ligeros o paseos cortos.
  • Trabajar con tu equipo médico y establecer objetivos realistas pueden ser buenas formas de empezar a hacer más ejercicio.

También en esta sección…

Dejar de fumar

Dejar de fumar es una de las cosas más importantes que puedes hacer cuando convives con la FPI.

Nutrición

Una buena dieta puede ayudarte a sentirte mejor y a mejorar tu salud general.

 

Viajar

Es posible viajar con FPI, pero será necesaria una planificación adicional.

Dormir

Convivir con la FPI puede ser agotador, por eso es importante dormir las horas suficientes.

“Creo que muchas de las cosas que hacemos para mantenernos sanos a pesar de presentar FPI son las mismas que hacemos como hábitos de vida saludable en general”.

– Dr. Toby Maher, neumólogo, Inglaterra

Referencias

  1. Vainshelboim B. Exercise training in idiopathic pulmonary fibrosis: is it of benefit? Breath (Sheff). 2016; 12: 130- 138
  2. NHS Choices. Get active for mental wellbeing. Available at: https://www.nhs.uk/conditions/stress-anxiety-depression/mental-benefits-of-exercise/ [Accessed May 2018]

OFV.0561.062019