Síntomas de la FPI

El equipo encargado de tu seguimiento puede ayudarte a tratar síntomas como la falta de aire o la tos.

Existen una serie de síntomas que puedes presentar a raíz de la FPI, y estos pueden empeorar a medida que evoluciona la enfermedad. Los síntomas pueden variar de una persona a otra, por lo que los síntomas que presentes pueden no ser los mismos que los de otra persona con FPI1.

 

Síntomas frecuentes de la FPI1:

 

Otros síntomas de la FPI1:

Los cambios en los síntomas pueden indicar al equipo encargado de tu seguimiento cómo responde la FPI al tratamiento. Habla con tu equipo médico acerca de tus síntomas e infórmales de los cambios que percibas. Habla con sinceridad acerca de cómo te sientes. Es importante que des toda la información posible.

Sugerencia

Lleva un diario de los síntomas y sobre cómo te sientes con el paso del tiempo. Además, anota las preguntas o dudas que puedas tener.

Recibir un diagnóstico

El equipo encargado del tratamiento te realizará diferentes pruebas para diagnosticar la FPI y descartar otras patologías.

Puntos clave

  • Los síntomas pueden empeorar a medida que la enfermedad evoluciona. Sin embargo, se pueden tratar mediante cambios en el estilo de vida y distintos tratamientos.
  • La FPI puede provocar una serie de síntomas distintos, que suelen ser, en su mayoría, dificultad para respirar y tos seca.
  • No todas las personas padecen los mismos síntomas.

También en esta sección…

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos permiten desarrollar nuevos medicamentos para encontrar mejores opciones de tratamiento para los pacientes con FPI.

Enfermedades concomitantes

Puedes tener otros problemas de salud a la vez, pero se pueden tratar junto a la FPI.

“Los signos y síntomas habituales y más frecuentes de la FPI son dificultad para respirar y tos. La dificultad para respirar se inicia con el esfuerzo y, posteriormente, aumenta con el paso del tiempo”.

– Prof. Luca Richeldi, profesor de Neumología, Italia

También te puede interesar…

Después del diagnóstico de la FPI

Aunque puedas sentir diferentes emociones, cuentas con el apoyo de tu equipo médico, familiares, amigos y grupos de apoyo al paciente.

Tratamientos

Existen varios tratamientos que pueden ayudarte a manejar los síntomas de la FPI.

 

Cuidado personal

Existen distintas estrategias que te pueden ayudar a gestionar tu salud física y mental.

Tu salud mental

Cuidar de tu salud mental es tan importante como cuidar de tu salud física.

Referencias

  1. Meltzer EB, et al. Idiopathic pulmonary fibrosis. Orphanet J Rare Dis 2008; 3:8.

OFV.0557.062019