Enfermedades concomitantes

Puedes tener otros problemas de salud a la vez, pero se pueden tratar junto a la FPI.

Muchas personas con FPI también presentan otros problemas de salud, lo que se suele llamar enfermedades concomitantes. La FPI puede o no influir en las enfermedades concomitantes. Tratar las enfermedades concomitantes es tan importante como tratar la FPI en sí.

Para tratar las enfermedades concomitantes, las personas reciben medicamentos y atención además de su tratamiento para la FPI. Entre las enfermedades concomitantes más habituales que pueden padecer las personas con FPI podemos encontrar1,2:

 

Es importante tener presente que cada persona con FPI es diferente y puede padecer diferentes enfermedades concomitantes. Debes estar atento a cualquier cambio en tu estado o en los síntomas y hablar de ellos con el equipo médico encargado de tu seguimiento. Ellos podrán orientarte con tu situación y con los tratamientos.

Sugerencia

Si estás preocupado por otros problemas que están afectando a tu bienestar, habla con el equipo encargado de tu seguimiento. Podrán desarrollar planes de tratamiento que tengan en cuenta todas tus enfermedades concomitantes y tu estado de salud general.

Salud mental

A muchas personas con FPI les puede resultar difícil controlar sus pensamientos o su salud mental. Estos pensamientos pueden conllevar que se sientan decaídas o preocupadas y que tengan problemas para lidiar con el diagnóstico. Cuidar de tu salud mental es tan importante como cuidar de tu salud física. Habla con el equipo encargado de tu seguimiento si sientes que necesitas ayuda para controlar tu salud mental.

Tu salud mental

Cuidar de tu salud mental es tan importante como cuidar de tu salud física.

Desarrollar un plan de tratamiento

Tu equipo médico desarrollará un plan de tratamiento para todas las enfermedades concomitantes que padezcas junto con la FPI.

Algunos medicamentos pueden interactuar entre sí. Si tomas varios medicamentos o tienes más de una enfermedad, puede que no sea adecuado que tomes algunos medicamentos combinados con otros. Esto puede conllevar que cambies algunos de los medicamentos que tomas.

Lo más importante es hablar con el equipo encargado de tu seguimiento sobre otras enfermedades o síntomas que tengas, además de la FPI. Ellos podrán hablar contigo sobre las distintas opciones y desarrollar el plan de tratamiento más adecuado.

Medicación

Es posible que te receten varios medicamentos para tratar la FPI y otras afecciones.

Puntos clave

  • A menudo, las personas con FPI presentan otras enfermedades concomitantes, entre las que puede haber problemas de salud mental.
  • Hablarás de tus enfermedades concomitantes con el equipo encargado de stu seguimiento, igual que de los síntomas de la FPI.
  • Muchas enfermedades concomitantes se pueden tratar como parte de tu plan de tratamiento.

También en esta sección…

Síntomas de la FPI

La FPI puede causar varios síntomas, como la disnea o la tos. El equipo encargado de tu tratamiento puede ayudarte a gestionar estos síntomas.

Recibir un diagnóstico

El equipo encargado del tratamiento te realizará diferentes pruebas para diagnosticar la FPI y descartar otras patologías.

 

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos permiten desarrollar nuevos medicamentos para encontrar mejores opciones de tratamiento para los pacientes con FPI.

¿Qué es la FPI?

La FPI es una enfermedad rara progresiva que provoca la acumulación de tejido cicatricial en los pulmones.

“Creo que muchas de las cosas que hacemos para mantenernos sanos a pesar de presentar FPI son las mismas que hacemos como hábitos de vida saludable en general”.

– Dr. Toby Maher, neumólogo, Inglaterra

Referencias

  1. Raghu G, et al. Comorbidities in idiopathic pulmonary fibrosis patients: a systematic literature review. Eur Respir J 2015;46(4):1113-30.
  2. Oldham JM, Collard HR. Comorbid Conditions in idiopathic Pulmonary Fibrosis: Recognition and Management. Front Med (Lausanne) 2017;4:123.

OFV.0557.062019